La condición indispensable para acceder a la financiación del BEI es ser una pyme o empresa de mediana capitalización, y contar con un proyecto dentro de la Unión Europea cuyo coste máximo no supere los 25 millones de euros, se debe tomar en cuenta que el BEI sólo financia como máximo la mitad).

La finalidad del crédito o préstamo (financiación de largo plazo) debe ser la adquisición de instalaciones o material (se excluye la compra de terrenos), activos inmateriales (I+D o creación de empleo, adquisición de redes de distribucion, compra de patentes o compra de empresa según determinadas condiciones), y por último, para necesidades de capital con el fin de restablecer el coeficiente de liquidez (financiación de corto plazo).

Categorías: Financiación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *